Pego i les Valls, territorio ciclista entre mar y montaña

Pego i les Valls posee una riqueza natural difícilmente comparable, además de un clima idóneo para disfrutar durante todo el año de sus parajes, carreteras y senderos para rodar con la bicicleta.

Pego-i-les-Valls-territorio-ciclista-entre-mar-y-montana

El gran atractivo de estas tierras al norte de Alicante es la belleza paisajística de sus montañas. Descúbrelo recorriendo sus rutas. Disfruta de nuevos paisajes pedaleando, a través de su amplia red de caminos, con diferentes niveles de dificultad que permiten la práctica del ciclismo tanto si eres aficionado como experto.

Te proponemos conocer esta región mediante una ruta circular de 50 km. Llegando por la costa nos recibe el Parque Natural del Marjal de Pego-Oliva, un humedal que se nutre de manantiales y de los ríos Bullent (al norte) y Racons (al sur). Debido a la excelente calidad de sus aguas, en él se encuentran numerosas especies vegetales y animales de alto interés biológico. Es ideal para dar un paseo en familia con la bicicleta, ya que no tiene desniveles. Esta ruta circular de 15 km recorre los campos de arroz por caminos de tierra. Además, de mayo a septiembre verás la espiga crecer.

En Pego nos detendremos para callejear por su casco antiguo que aún conserva el trazado original medieval. Partimos de la Capilla del Ecce-Homo, patrón del municipio, de estilo barroco, y seguimos hasta la Plaza del Ayuntamiento donde se encuentran la Iglesia Parroquial de la Asunción y el propio Ayuntamiento, instalado en un edificio señorial. Haremos una parada en la Casa de Cultura, que alberga el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Etnológico (del cultivo del arroz y oficios tradicionales), y la colección entomológica Juan Torres-Sala. Disfrutaremos de la hospitalidad de sus habitantes y de su deliciosa gastronomía.

Luego seguimos nuestra ruta por la CV-700 hacia L’Atzúbia, encontrando el encanto de un pueblo que abre la vía del interior de las montañas hacia el mar. En este pueblo la naturaleza nos presenta la Cueva de Canalobre y el paraje del Tossal del Llop. El núcleo de Forna sorprende por el magnífico estado de conservación de esta pedanía, que guarda todo el encanto de las alquerías moriscas, presidido por su castillo medieval.

Más adelante divisaremos la Penya Foradà, un arco natural de piedra visible desde distantes puntos del valle que domina la Vall de Gallinera.

Aquí recorreremos la Ruta de los 8 Pueblos: Benirrama, Benialí, Benissivà, Benitaia, La Carroja, Alpatró, Llombai y Benissili.

Estos pequeños núcleos de población son un casco antiguo en su totalidad, con estrechas y retorcidas calles; en ellos encontramos iglesias y refrescantes fuentes. Nos detendremos a admirar alguno de los abrigos de pinturas rupestres, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Además, destacan la almazara y las ruinas de los dos castillos musulmanes (XI-XII).

A continuación, nos desviamos por la CV-712 hacia La Vall d’Alcalà. A nuestra derecha, desde la carretera, divisamos el bello pueblo de Beniaia, donde llama la atención el colorido de sus casas. Continuamos hacia Alcalà de la Jovada, lugar donde el caudillo árabe Al-Azraq nació. En abril de 1276 combatió contra el rey Jaume I de Aragón, donde encontró la muerte, dando origen a las populares fiestas de Moros y Cristianos. Allí veremos varios despoblados moriscos, como el de L'Atzuvieta, la Caerola, El Xarpolar y la Roca. Y de visita obligada es la Nevera de Baix, un pozo de nieve del siglo XVII.

Después, en La Vall d’Ebo, su historia se deja sentir en los rincones donde el hombre habitó, como las pinturas rupestres que podemos ver reproducidas en el museo Etnológico. Guarda parajes espectaculares de gran belleza como son els tolls (pozas naturales) o el Barranc de l’Infern, la catedral del senderismo. Y hablando de bellezas naturales, cabe destacar su tesoro natural que es la Cueva del Rull donde podemos contemplar las formaciones de estalactitas y estalagmitas.

Aprovecha para comprar el embutido típico y hacer una pausa en alguno de sus cinco bares. Esta zona cuenta, además, con una excelente oferta de alojamientos, restaurantes, hornos y carnicerías. Su gastronomía se basa en los productos del terreno, como son el arroz, las naranjas, las cerezas y el aceite. No dejes de degustar los figatells y las cocas.

Gracias a un clima benigno, esta zona posee unas condiciones idóneas durante todo el año para disfrutar del ciclismo.

Fuente: TOURIST INFO PEGO I LES VALLS (www.pegoilesvalls.es)

 

C/ Ferraz 16 - 5º Derecha
28008 | Madrid
Tel.: 915 40 08 41
info@rfec.com
press@rfec.com