Aprende a reparar tu cadena

Nunca te acuerdas de ella hasta que un día se rompe y te quedas tirada. Sin embargo, repararla es mucho más sencillo de lo que te piensas.

Aprende-a-reparar-tu-cadena

Reparar tu cadena en casa, en la carretera o la montaña puede no tener nada que ver. En el exterior puede ser mucho más complicado por el frío, la suciedad, el agua, etc. Sin embargo, con unos pasos muy claros y las herramientas adecuadas, la cadena se puede reparar de una manera muy sencilla. Antes de nada, debes hacerte con una simple herramienta o utensilio que se llama eslabón de cierre rápido y llevar a cabo los siguientes pasos.

Paso 1. Extraer el eslabón roto

El primer paso que debes hacer es extraer de la cadena las partes del eslabón que se han roto. La operación es muy sencilla, eso sí, deberás usar un tronchacadenas, desplazando con él el émbolo que lo une a otro eslabón.

Paso 2. Encajar los dos extremos

Una vez eliminado el eslabón roto debes unir los dos extremos que te han quedado de la cadena con el eslabón rápido. Ese eslabón debes llevarlo siempre contigo y usarlo en casos como éste. El eslabón rápido se encaja con una simple presión de dedos y deja tu cadena operativa de nuevo.

Paso 3. Comprobación final

Con el eslabón rápido instalado, toca el momento de comprobar que la cadena no roza en ningún punto de la transmisión y ajustar la tensión del cambio, desviador o desatascar si algún émbolo de los que unen los eslabones está bloqueado.

Tres sencillos pasos que, sin duda, te evitarán un gran problema.

PATROCINADOR

FEDERACIÓN CANARIA DE CICLISMO

Pabellón Insular de Tenerife Santiago Martín C/ Mercedes, s/n, Local 33, 2ª planta, 38108 | Los Majuelos, La Laguna
928428794