¿Qué es una prueba de esfuerzo?, ¿es recomendable?

Alberto Carabantes, preparador físico, nos detalla en este interesante artículo la utilidad de la prueba de esfuerzo y en qué consiste.

Que-es-una-prueba-de-esfuerzo-es-recomendable

Hace algunos meses nos llegaba desde el desierto del Sahara una trágica noticia que conmocionaba al mundo del ciclismo, y es que un español de 46 años había fallecido en mitad de la segunda etapa de la Titan Desert.

Con el auge de este tipo de carreras que llevan el cuerpo al límite, y el incremento del número de participantes en deportes de resistencia y ultra resistencia, nos hemos planteado una pregunta y una reflexión: ¿todo el mundo está preparado para aguantar un estrés físico de este calibre?

Al final esta respuesta es muy personal, ya que depende totalmente del estado de forma en el que se encuentre el deportista, la preparación física previa, alimentación, años de experiencia… Pero si que hay un elemento que debería ser común para absolutamente todas aquellas personas que realizan ejercicio físico de manera regular (y especialmente en un deporte tan exigente como el ciclismo) e independiente del nivel: una prueba de esfuerzo.

¿Qué es una prueba de esfuerzo?

Una prueba de esfuerzo es un test maximal e incremental que busca llevar al sujeto hasta el agotamiento, hasta que dé su máximo. Para ello, la intensidad se incrementa continuamente hasta que el deportista sea incapaz de mantenerla y se finaliza el test.

Generalmente, hay dos opciones para realizar la prueba, ya sea corriendo en una cinta o pedaleando en un cicloergómetro. La duración de la prueba siempre será inferior a los 20 minutos ya que es fundamental que el deportista pueda dar su 100% y, por tanto, tiene que ser un test corto, pero muy intenso.

Antes de comenzar la prueba, habrá que contestar unas preguntas de salud relacionadas con la práctica del ejercicio físico: si el deportista sufre de algún tipo de enfermedad cardiovascular, pulmonar, diabetes… También otro tipo de preguntas relacionadas con los años de experiencia deportiva, horas de entrenamiento semanal, si es fumador…

Durante la prueba, el paciente tendrá que llevar unos electrodos necesarios para el electrocardiograma que registrará tanto en reposo como en movimiento la respuesta del corazón y una mascarilla que analizará el intercambio de gases.

Una vez finalizada la prueba, se valorará la capacidad de recuperación que tiene el deportista, que la tensión arterial este dentro de los márgenes considerados normales y, también, se preparará un informe donde aparezcan todos los datos obtenidos en la prueba.

¿Qué información nos aporta?

Una prueba de esfuerzo nos va a aportar dos tipos de informaciones totalmente diferentes, pero ambas de gran utilidad:

La primera y más importante es comprobar que a nivel de salud no tengamos ningún problema ni ninguna complicación para la práctica del ejercicio físico:

          Asegurar que el corazón y los latidos son regulares y actúan de forma normal.

          En raras ocasiones se pueden detectar arritmias o bradicardias.

        En otras ocasiones se pueden encontrar también problemas cardíacos congénitos como la miocardiopatía hipertrófica (una parte del corazón es más gruesa que las demás, dificultando la salida de la sangre del corazón), defectos cardíacos congénitos y la miocarditis (inflamación del músculo cardiaco).

El segundo tipo de información está relacionado con el rendimiento y la preparación física ya que nos vamos a encontrar en el informe datos como:

          El VT1 (umbral aeróbico): es la intensidad a partir de la cual, el metabolismo anaeróbico empieza a participar cómo vía energética adicional.

          El VT2 (umbral anaeróbico): es la intensidad a partir de la cual se dispara la concentración de ácido láctico en sangre.

          El VO2max (consumo máximo de oxígeno): expresa la cantidad de oxígeno que el organismo transporta, absorbe y consume en la unidad de tiempo. Es el parámetro fisiológico más importante para determinar la capacidad funcional del sujeto y depende de tres sistemas: el cardiovascular, el pulmonar y el muscular.

          El RER (respiratory exchange ratio): es la tasa de intercambio entre O2 y CO2. Sirve para analizar la transición aeróbica-anaeróbica y establecer los umbrales.

¿Existe algún tipo de riesgo durante la prueba?

Muchas son las personas que siguen teniendo miedo a realizarse una prueba de esfuerzo por la falsa creencia de que son peligrosas. Sin embargo, según el manual de la ACSM (American College of Sports Medicine) para la valoración y prescripción del ejercicio físico, podemos encontrar los siguientes datos:

          El riesgo de muerte durante o inmediatamente después de una prueba de esfuerzo es <0,01%.

          El riesgo de IM (infarto de miocardio) durante o inmediatamente después de una prueba de esfuerzo es <0,04%.

          El riesgo de una complicación que requiera hospitalización (incluyendo los IM) es aproximadamente de un 0,1%.

Después de esta pequeña descripción sobre qué son las pruebas de esfuerzo y en qué consisten, desde EntrenamientoCiclismo queremos resaltar la relevancia no sólo de la prueba de esfuerzo en sí, sino también la importancia de confiar tu preparación física y planificación deportiva a profesionales de las Ciencias de la Actividad Física y del Deporte ya que, al final, la herramienta de trabajo es tu propio cuerpo y al ser algo tan valioso y delicado tiene que estar en manos de los mejores y más preparados.

 

Autor: Alberto Carabantes, preparador físico en EntrenamientoCiclismo

albertocarabantes@entrenamientociclismo.com

www.entrenamientociclismo.com

www.biomecanicaciclismo.com

 

Bibliografía:

Health topics (2012). Risks of physical activity. National Heart, Lung, and Blood institute.

Jack H. Willmore, (2004). Fisiología del esfuerzo y del deporte. Barcelona, España. Paidotribo.

Padró, J., Willmore, J. H., (2004). Fisiología del esfuerzo y del ejercicio. Barcelona, España. Paidotribo.

Traducción: González, P., (2005). Manual ACSM para la valoración y prescripción del ejercicio. Badalona, España. Paidotribo.

Federació de Ciclisme de les Illes Balears
Avda. Uruguai, s/n (Velòdrom Illes Balears)
07010 Palma de Mallorca
Tel.: 971 751 844 · 609 226 650
info@webfcib.es

Delegación de Ibiza
Miquel Tur Torres
Tlf: 618 193 353
ciclismepitius@hotmail.com

Delegación de Menorca
Gabriel Domingo Servera
Av/ Cami de Maó, 98,
Ciutadella de Menorca, 07760
Tlf: 626 911 302
b_domingoservera@hotmail.com