¿Por qué aparecen problemas de digestión durante el esfuerzo?

En ocasiones, el avituallamiento que realizamos durante una salida larga nos ocasiona problemas digestivos y nos lleva a tener que abandonar. ¿Pero sabes por qué sucede?

Por-que-aparecen-problemas-de-digestion-durante-el-esfuerzo

¿Comer o no comer? Esa es la cuestión cuando vamos pedaleando o haciendo cualquier otro deporte, de intensidad y duración “relativamente” amplia.

Si exceptuamos aquellas entrenamientos o competiciones donde, tras un aprovisionamiento previo de energía, podemos terminarlos adecuadamente, a todos nos queda claro que para ciertos de ellos necesitaremos ingerir algo durante los mismos. Por ello, es muy común ver a un deportista alimentándose gracias a los diferentes avituallamientos, ya sean externos (por ayuda de organización, compañeros, etc.) o a través de lo que porte en bolsillos, compartimentos en bicicletas, mochilas, etc.

Se parte de la premisa de que, cuando se hace ejercicio la musculatura implicada es, principalmente, la que demanda la sangre oxigenada, rica en energía y nutrientes. Además, los alimentos ingeridos deben digerirse y absorberse y ahí surge el conflicto: la sangre en el cuerpo es limitada y los músculos y el aparato digestivo comienza a competir por ella (“gut” o intestino, además del estómago).

Si vuestra respuesta al dilema inicialmente planteado fue “comer”, ahora toca plantearnos el qué. Y es aquí donde podemos encontrar diversas opiniones: carbohidratos (muchos-pocos), grasas (muchas-pocas), de todo un poco, comer poco… Lo que está claro es que la digestión/absorción implica sangre en esa zona, y cuanto más rápido sea ese proceso y antes se pueda disponer de los nutrientes en el músculo, mejor. Por lo tanto, las estrategias nutricionales han de entrenarse igual que se entrena (lo que algunos llaman “Training the gut”) cualquier otro aspecto. Una mala digestión en un momento dado haciendo ejercicio puede socavar nuestras expectativas de alcanzar un buen resultado, buenas sensaciones, e incluso, llevarnos a tener que terminar la sesión o abandonar una competición.

De este modo, hoy día es clave al hacer ejercicio el disponer de una adecuada periodización nutricional adaptada al objetivo de la sesión, de ahí que se sigan directrices como “entrenar con depósitos bajos o altos de hidratos de carbono”, “carbohidratos de transporte múltiple”, dietas altas en grasa, distintos tipos de “ayuno”, etc. De todos estos aspectos y otras estrategias, iremos explicando sus ventajas e inconvenientes en próximos artículos.

Autor: Dr. Raúl López Grueso

Doctor Centro de Investigación en Acondicionamiento Físico Saludable

C/ Ferraz 16 - 5º Derecha
28008 | Madrid
Tel.: 915 40 08 41
info@rfec.com
press@rfec.com