Iniciación en el uso del GPS

En este artículo analizamos paso a paso qué es un GPS, sus funciones, cómo puede ayudarnos y repasamos algunas recomendaciones clave para su uso.

Iniciacion-en-el-uso-del-GPS

En la práctica del ciclismo es muy habitual el uso de un dispositivo GPS. Muchas lo usamos como apoyo para nuestros entrenamientos y salidas, ya que existe en el mercado una amplia gama de aparatos con múltiples funciones para ciclistas. Te miden los kilómetros, el desnivel, porcentaje en la subida, velocidad, cadencia, calorías, incluso los vatios. En cualquier caso, el uso más primario de un GPS es para seguir una ruta o navegar de un punto a otro. Pero veamos primero lo más más básico: qué es y cómo funciona.

¿Qué ES UN GPS?

Llamamos GPS al dispositivo que colocamos en nuestros manillares, pero Lo primero que tenemos que tener claro es qué significan las siglas GPS: Global Positioning System (Sistema de posicionamiento global).

Es un sistema de navegación que nos permite saber dónde estamos mediante la triangulación de 24 satélites. Las mediciones se hacen respecto a la longitud, latitud y altitud sobre el nivel del mar.

¿CÓMO FUNCIONA UN GPS?

El aparato que tenemos, receptor, recibe la señal de los satélites y calcula su posición sobre un mapa. Es gratuito, no hay que conectarse para usar la red de GPS. En principio, tiene cobertura sobre todo el planeta, salvo en zonas muy remotas o zonas militares.

Gracias a las coordenadas que te proporciona el dispositivo te permite saber en qué punto exacto del planeta te encuentras. Esto es muy útil sobre todo para los rescates en accidentes. Esta función es muy importante conocerla.

Existen también aparatos emisores, que son los que nos colocan en algunas carreras de larga distancia para que la organización sepa por dónde vamos.

EVOLUCIÓN DEL GPS:

Antiguamente, sobre todo los hombres de ciencia y navegantes, se orientaban gracias a las estrellas y constelaciones. En el hemisferio norte, la estrella polar indica el norte. Durante el día, la posición del sol nos da también una idea de donde estamos. El sol sale por el este, al medio día está al sur y al atardecer se oculta por el oeste. Pero son datos muy relativos.

Con el tiempo, se empezaron a usar mapas y brújulas que ya eran bastante más exactos, pero muy complicados de leer si no tienes conocimientos de orientación y cartografía.

En los años 60 los militares en Estados Unidos empezaron a usar los primeros GPS para sus maniobras. En los 80 se empezaron a comercializar aparatos para la población civil y hoy en día ya cualquier dispositivo de teléfono móvil trae una antena de GPS incorporada.

TIPOS DE GPS:

Existen varios tipos de dispositivos. Para ciclismo usamos básicamente los de muñeca, que ya van incorporando también mapas para poder seguir una ruta. Inicialmente eran para proporcionar datos sobre los entrenamientos junto a la medición de las pulsaciones.

Los de manillar más específicos para el ciclismo y muy cómodos al incorporar una pantalla amplia donde poder visualizar la ruta por la que vas. Los hay tanto versión de carretera, como los más centrados en la navegación por montaña. Son un poco más robustos y voluminosos, pero cuentan con buena capacidad para buenos mapas.

Y los móviles, que como ya hemos dicho tienen su antena GPS, y a los que además podemos añadir aplicaciones específicas para navegación y algunas se pueden usar off line, sin datos.

¿QUÉ GPS ME COMPRO?

Si estás pensando en comprar un dispositivo GPS debes tener claro estás cuestiones: el uso que le vas a dar, el presupuesto y las funciones y el diseño.

¿Para qué lo necesito? ¿Para navegar, para medir los datos de los entrenamientos?, ¿me importa el tamaño? ¿Cuánto dura la batería?, ¿lo compro de pilas? ¿Específico de montaña?

Son datos a tener en cuenta dependiendo del uso que le vayas a dar.

TERMINOS MÁS COMUNES:

Hay tres palabras que vas a oír mucho cuando se habla de GPS. Y son:

WAYPOINT: Es un punto en el camino que puedes marcar tú o puede venir marcado en la ruta que te descargues. Un track está compuesto por un número determinado de waypoints.

También se pueden marcar puntos de interés o Point Of Interés. POI.

TRACK: Un track es una sucesión de waypoints. A mayor número de puntos más definida está la ruta. También podemos dibujar un track con los programas específicos como Base Camp, o Orux Maps, o podemos  bajarnos un track de una web de rutas como la de la Real Federación Española de Ciclismo.

RUTA: Una ruta es un trayecto calculado entre dos waypoints. Nos sirve para navegar, o sea, que el GPS nos lleve a ese punto determinado. Es la manera de funcionar más avanzada de los GPS y para ello necesitamos que nuestro dispositivo cuente con un mapa ruteable, capaz de crear la ruta él solo sobre el mapa.

FORMAS DE USAR UN GPS:

Vamos a ver de lo más básico a lo más complejo:

Grabar una ruta: Es la forma más fácil de usar nuestro dispositivo. Tan solo hay que darle al play y él va grabando la ruta que vamos haciendo en la bicicleta. También podemos hacer un track back, que es volver por donde hemos venido, ya que la ruta se va quedando marcada en el GPS y es tan sencillo como darnos la vuelta y volver por lo que está marcado en el mapa.

Seguir un track: Para ello nos habremos descargado previamente el track en casa, del ordenador a nuestro dispositivo. Tan solo debemos cargar el track en el GPS y seguirlo. Debes estar muy atenta mirando al mapa para no pasarte cruces, ya que en este modo el GPS no te avisa de ellos.

Navegar: En este caso el GPS actúa como guía, te va indicando con flechas blancas por donde debes ir. Por defecto muchos dispositivos marcan la ruta en color rosa y con una línea más gruesa. En este modo gastamos más batería, dato a tener en cuenta para que cuentes con una batería de repuesto o pilas.

Permite soluciones improvisadas como, por ejemplo, recalcular la ruta con un punto al que quieras ir sobre el mapa, bien sea un waypoint o unas coordenadas.

COORDENADAS  PARA RESCATE:

En el móvil puedes usar la aplicación de google maps para saber dónde estás. Tocando la pantalla te da las coordenadas exactas, que en caso de accidente puedes dar a los servicios de salvamento.

Con un dispositivo GPS puedes saber las coordenadas simplemente tocando en el símbolo de recepción de satélites.

RECOMENDACIONES:

La primera de todas es que, antes de aprender a usar un dispositivo, aprendas algo de orientación, saber interpretar un mapa, para poder leer bien lo que nos marque el GPS. Podrás evitar desniveles innecesarios en una ruta si tú o alguien de tu grupo está cansado sabiendo leer las curvas de nivel.

Aprende a obtener las coordenadas para darlas en caso de accidente.

Lleva un mapa físico de la zona donde vayas a ir.

Lleva batería de repuesto con el cable para poder recargar, o en su caso, pilas.

Como siempre, antes de salir a una ruta que no conoces, estudia bien la zona desde el mapa en casa. Bájate siempre rutas de gente conocida o que tenga buenos comentarios.

Aprende a manejar tu dispositivo antes de adentrarte en sitios que desconozcas para evitar correr riesgos. Si vas a la montaña sola, deja aviso de por dónde vas a ir. De cada dispositivo tienes un tutorial en Youtube que te ayudará a familiarizarte con él. Y por último, practica en zonas conocidas para minimizar posibles riesgos.

Autora: Erkuden Almagro

PATROCINADOR

FEDERACIÓN DE CICLISMO DE CASTILLA Y LEÓN

C/ Gallegos 7-3º A - 47002 | Valladolid
Teléfono: 983350172
Atención presencial previa cita
email:     secretaria@fedciclismocyl.com

              presidente@fedciclismocyl.com