Alba Nogue: "No hace falta ser una 'superbiker' para ser una líder"

Acompañada por el ciclismo casi durante toda su vida, Alba Nogue no lo descubrió en primera persona hasta el año pasado. Ahora disfruta junto a más mujeres por su zona de su bici de carretera y ejerce como líder Women in Bike.

Alba-Nogue-No-hace-falta-ser-una-superbiker-para-ser-una-lider

De izquierda a derecha, las líderes Alba Nogue, Ana Saló y Karen Fordham

Mi nombre es Alba y tengo 31 años. Mi historia con la bici empezó hace muy poco, un año aproximadamente.

Hasta ese momento mi relación con la bicicleta había sido constante, pero nunca en primera persona. Es decir, desde bien pequeña veía a mi abuelo arreglar todas las bicicletas que pasaban por su camino. También recuerdo ver el Tour de Francia y tener en casa de mi abuelo un montón de cosas del equipo Banesto.

Ya un poco más mayor, mis amigos (todos chicos) se aficionaron mucho a la bici y hacían salidas casi cada semana hasta que se vieron capaces de subir los puertos más importantes. En esa época, yo solo conocía a dos chicas que también salían en bici y, junto con ellas, hacíamos salidas esporádicas de unos 20 km o así a explorar las montañas próximas a nuestro pueblo.

Los años fueron pasando y en cada edición de una de las grandes (Giro, Tour o La Vuelta) yo conocía más puertos, más corredores, etc. Esto se debe a que la afición de mis amigos se trasladó a que solo había ciclismo en la tele a la hora de siesta, o que algunas de mis vacaciones se resumían en recorrer puertos espectaculares con el coche y recorrer historias ciclistas a la vez que gozábamos del paisaje y de la naturaleza. Al final, con el tiempo, perdí el contacto con algunos de esos amigos y aparecieron otras personas que curiosamente tenían la misma afición. 

Pues bien, cuando cumplí los 30 decidí que me tenía que hacer un regalo que significara algo más allá de lo material. Fue cuando apareció mi bicicleta de carretera. Para mí no es sólo una bici, es el instrumento que me ha demostrado que puedo hacer muchas más cosas de las que me creía capaz. Con ella he descubierto paisajes increíbles al lado de casa, he gozado de la naturaleza que nos rodea, he conocido a personas con las que me había cruzado un montón de veces por el pueblo, pero con las que nunca pensé que tendría ninguna relación, y lo mejor de todo es que hemos creado una comunidad de chicas enorme que muestran un interés por un gran deporte extraordinario.

Buscando consejos sobre cómo empezar a entrenar, qué debemos tener en cuenta etc., apareció Women in Bike. Un proyecto que a primera vista me cautivó porque no hay nada mejor que hacer deporte, cuando además creas consciencia, empoderas y pones tu granito de arena en la lucha constante en la igualdad de la mujer. Ya me había cansado de vivir siempre el ciclismo en tercera persona, de recibirlo como un recinto cerrado el cual me daba miedo visitar, de ver que casi todo lo que aparece en prensa es sobre la competición masculina, y de tenerle ese respeto/miedo absurdo porque nunca nadie me había dicho que este deporte también lo practican mujeres.

Pues bien, conocí el proyecto, pero yo no era capaz de liderar nada porque mi nivel era 0, así que contacté con Anna Saló (también Líder de WIB), ya que sabía que ella salía mucho en bici y que había iniciado un proyecto parecido en su gimnasio local. A Anna le pareció genial desde el primer minuto y se apresuró a apuntarse al curso de líder y a arrancar esta historia conmigo. El trato era hacerlo entre las dos y cuando yo tuviera algo de nivel dividirnos las salidas. Yo haría las de nivel inicial y ella las de nivel superior.

A día de hoy hemos creado una grupeta que se llama Fembike_garraf y ya somos tres líderes que nos apoyamos y nos organizamos para impulsar el proyecto y seguir disfrutando de las dos ruedas. Hemos creado una comunidad a través de Whatsapp e Instagram de más de 75 chicas que muestran interés por el proyecto Women in Bike, y todo lo que representa. En las salidas siempre somos menos de 10, pero es verdad que dentro del grupo se han creado “minigrupetas” que salen y se animan entre ellas a practicar este deporte.

Women in bike nos ha permitido conocer gente nueva dentro de nuestra zona con la que poder practicar deporte y disfrutar de los descansos (también importantes), disfrutar en grupo de la bicicleta en las dos modalidades (mtb y carretera), tener una comunidad de mujeres repartida por toda España en la cual nos podemos apoyar y de la que se aprende cada día y ,en definitiva, Women in Bike nos ayuda a dar a conocer este deporte entre las mujeres y a dar visibilidad al resto de las personas que nos rodean.

Así que a todas esas chicas que estén rodando solas o que simplemente no salgan en bici porque les da miedo ir solas por la montaña, yo les diría que investiguen, que busquen apoyos para tirar adelante, que prueben. Que no hace falta ser una “superbiker” para poder ser líder. Que yo llevo solo un año y entre todas nos apoyamos y que al fin y al cabo todo granito suma, porque quizá al principio solo se crean grupetas de tres chicas, pero ya será más de lo que había antes.

Autora: Alba Nogue

 

PATROCINADOR

FEDERACIÓN DE CICLISMO DE CASTILLA-LA MANCHA

Joaquín Carrero, 1 - 13230 Membrilla (Ciudad Real
926648002